Declaración pública PPD por apoyo a rechazo de proyecto minero portuario “Dominga”

Ante la decisión adoptada por el Comité de Ministros respecto al proyecto minero portuario “Dominga” en la Región de Coquimbo, el Partido por la Democracia declara lo siguiente:
1. El Partido Por la Democracia valora y respalda la decisión que rechazó el proyecto de inversión, teniendo en consideración el informe del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), ante los vicios en sus líneas de bases lo que motivó su calificación desfavorable, basado –además- en 14 nuevos oficios de 4 subsecretarías y 10 servicios del Estado con competencia en la materia.
2. Este proyecto de inversión adolece de argumentos técnicos serios que consideren medidas de resguardo, mitigación, compensación y reparación ante su impacto en una zona que –científicamente- ha sido considerada de una biodiversidad única, la que debe ser protegida de manera adecuada.
3. El Partido Por la Democracia reitera su firme convicción de principios basados en la protección del medioambiente, tanto en la flora y fauna marina de la zona. Ello no implica que estemos en contra del desarrollo económico ni de los proyectos que son necesarios para el crecimiento del país, pero ellos deben responder de manera adecuada a los impactos que pueden generar.
4. No es razonable que tanto funcionarios de gobierno como ex personeros, quienes hayan desempeñado algún cargo vinculado a áreas relacionadas con este tipo de proyectos, pongan en tela de juicio una decisión basada en la institucionalidad vigente, la que ha tenido a la vista profundas carencias del proyecto, evidenciadas en las distintas observaciones recibidas.
5. Si bien las observaciones de Conaf, administrador y tutor de las reservas marinas fueron desestimadas, da cuenta de la necesaria modernización de nuestra legislación para evitar que situaciones como esta generen controversia y conflictos de interés, porque el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) debió detener este proyecto mucho antes, ante la información que se conoce hace más de dos años y no se puede argumentar falta de tiempo para resolver.
6. Reconocemos que la empresa haga uso de su legítimo derecho de recurrir a las instancias que considere necesarias según la institucionalidad vigente.
PARTIDO POR LA DEMOCRACIA
Santiago, 24 de agosto de 2017
X